Loading...

LA IMPORTANCIA DEL FENG SHUI PARA MANTENER LA ARMONÍA EN NUESTRO HOGAR

LA INTERIORISTA LAURA GÄRNA NOS RECOMIENDA COLORES FRÍOS, EVITAR LAS PLANTAS CERCA DE LA CAMA Y CUIDAR LA UBICACIÓN DE APARATOS TECNOLÓGICOS

El Feng Shui es una antigua disciplina china que ha sido definida como el arte de armonizar el ambiente para favorecer el propio bienestar del individuo y su armonía, que significa viento (feng) y agua (shui). Gracias a las bases de esta fascinante filosofía, podemos ordenar y distribuir nuestros hogares de una manera positiva para nuestra energía y bienestar.
Laura Gärna, interiorista, arquitecta y directora de Gärna Studio nos da unos sencillos consejos para armonizar nuestra vivienda de acuerdo al feng shui durante estos días. Para zonas más sociales como el salón, el color indicado es el azul, ya que crea una atmósfera relajante y favorece el diálogo. También colores como el mostaza, naranja o rojo, que estimulan la energía positiva y levantan el ánimo.
En la cocina, el color ideal es el amarillo o mostaza, es el color del sol y nos aportará mucha energía; además, favorece la buena digestión según esta disciplina oriental. Y, en el baño, se utilizan preferentemente los tonos fríos, como el azul, turquesa y verde claro, que son refrescantes y relajantes porque recuerdan al agua. Si el ambiente resulta un poco triste, se puede crear contraste con tonalidades más vivas en los objetos de decoración.
En el dormitorio, los tonos relajantes como el azul y el verde son los ideales para favorecer el sueño. También se pueden usar colores menos fríos, como el rosa o tonos tierra y maquillaje. Y, en las zonas dedicadas al trabajo o al estudio, es aconsejable elegir tonos beige combinados con verdes y azules claros que inducen a una atmósfera placentera.
Los grandes espejos aportan un flujo de energía positiva siempre que no se sitúen en los dormitorios y, especialmente, a los pies de la cama. La mejor ubicación de la cama será aquella en la que situamos el cabecero en la pared, con los pies no alineados con la puerta, pero podemos ver la puerta y la ventana. El cabecero se tiene que orientar al norte para mejorar la energía vital y la salud.
Debemos evitar siempre estampados y colores estridentes en los textiles y elementos de decoración, escogiendo, en cambio, colores lisos y cálidos que aportan orden y armonía. En las zonas destinadas al descanso debemos mantener alejados dentro de lo posible aparatos electrónicos, ya que provocan nerviosismo. Y tampoco es aconsejable poner plantas, dado que producen un exceso de energía dentro de las habitaciones. En cambio, sí es aconsejable ponerlas en zonas sociales como el saló o el living.

Gärna Studio

Gärna Studio

Gärna Studio

Gärna Studio